Ley del 6 de noviembre de 2014 sobre el cargo de traductor / intérprete jurado: lo que cambia, lo que no cambia.

En el Boletín Oficial del Estado del pasado 15 de noviembre se publicó la nueva ley que rige el cargo de traductor jurado. Vamos a ver los principales cambios en el ámbito de la traducción jurada en España.

I) Cambia el examen
Artículo 4

Si los requisitos para presentarse a los exámenes permanecen como estaban, el contenido y la forma de las pruebas cambian. Ahora el examen se divide en tres partes:

  • El primer ejercicio consiste en “un examen tipo test, de carácter gramatical y terminológico”. Las convocatorias vendrán con un temario detallando lo que se preguntará a los futuros traductores.
  • El segundo ejercicio se compone de tres pruebas de traducción: traducción al castellano de un texto general en la lengua a cuyo nombramiento se aspira, traducción a esta misma lengua de un texto general en castellano (ambas sin diccionario), y por fin traducción al castellano de un texto jurídico o económico, esta vez con diccionario.
  • Los que superaron las pruebas de traducción serán convocados al tercer ejercicio, de carácter oral. Comprenderá una prueba de interpretación consecutiva, o sea, traducir un discurso tomando apuntes mientras el locutor habla, y reproduciéndolo en otra lengua cuando haya terminado. Si el tribunal lo considera oportuno, podrá verificar el dominio y comprensión del aspirante en la lengua elegida mediante una entrevista.

 

II) Cambian las normas de entrega
Artículo 8

Bajo la nueva ley, los traductores jurados tienen ahora que adjuntar a su traducción una copia del original a partir del cual se ha realizado, sellado y fechado en cada página.
También cambia el sello que cada traductor pone en sus traducciones. Ahora la ley define clara y exclusivamente los elementos que deben aparecer en este sello: ya no podrá mostrar los datos de contacto. Aquí vemos el nuevo modelo de sello tal y como aparece en el Anexo 1 de la nueva ley :

(NOMBRE Y APELLIDOS)
Traductor/a-Interprete Jurado/a de (IDIOMA)
N.º (NÚMERO DE T/I JURADO)

Cambia también el texto de la certificación que suele ponerse después de la traducción para certificar su autenticidad. Ahora menciona el nombramiento del traductor por el Ministerio de Asuntos Exteriores, además de su identidad y de la combinación de lenguas entre las que trabaja. Es obligatorio hacer figurar esta certificación en lengua castellana, y se puede traducir a otro idioma cuando sea necesario (por ejemplo, cuando el cliente necesita esta traducción para tramitar documentación en en el extranjero).

 

III) Cambia el carné acreditativo
Artículo 9
El nuevo carné de traductor / intérprete jurado será una tarjeta de plástico y tendrá los datos siguientes:carnet_traductor_jurado

  • Una fotografía del titular.
  • Su nombre y apellidos.
  • Su número de DNI
  • El número único de registro.
  • Su nacionalidad
  • El idioma o idiomas para los que esté autorizado
  • La fecha (o fechas) de nombramiento

Deja un comentario